Nos hemos detenido un instante para pensar acerca de qué era lo primero que hacíamos, o sentíamos o decíamos al momento de ver una pintura. Ya sea a través de un libro, una pantalla, o mejor aún, con ella frente nuestro. Entonces nos vinieron a la cabeza decenas de formas, miradas y situaciones posibles, pero de todas ellas tuvimos que elegir cinco recomendaciones. Aquí te las resumimos en un sencillo diagrama que puede serte útil en algún momento de la vida. 

Para mirar una pintura Canal Museal recomienda: Cinco (5) pasos

Observarla tanto de lejos como de cerca con mucha curiosidad y maniático detenimiento


Identificar las primeras sensaciones que provoca el verla en una reproducción o mejor aún, en todo su esplendor


Mirar sus distintas texturas, la marca del pincel sobre la pintura ¿ves mundos extraños y geografías inexploradas?


Recorrer los colores que la componen y reconocer los efectos físicos o mentales provocados


No dejes pasar ni subestimes tus primeras ideas, las locas historias que se te ocurren al verla, las frases que luchan por surgir de tus labios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp