Duración: 1 hora y 18 minutos

El viernes 13 de mayo visitamos la exposición “Artista en residencia. 1977-2002” del artista Fernando “Coco“ Bedoya en la galería Germán Krüger Espantoso del ICPNA en Miraflores. 

Aprovechamos la oportunidad para encontrarnos con Bedoya y realizar la nutrida entrevista que presentamos a continuación y que estuvo a cargo del historiador de arte Juan Peralta, miembro del equipo curatorial de Canal Museal.

Fernando Coco Bedoya Torrico (Borja, Amazonas, 1952) es un artista polifacético. Pintor, grabador y activista peruano quien viene radicando en Argentina desde fines de la década de 1970, situación que lo lleva a ser una figura bisagra entre las producciones artísticas sociales del activismo en el Perú y Argentina.  

Desde sus inicios, Coco Bedoya ha mostrado interés por el desarrollo de una producción visual de línea crítica. Esto le ha llevado a ser uno de los artistas más constante y representativos en el ámbito del arte político teniendo como base el conceptualismo que se conjuga con el lenguaje y su fijación por las formas lúdicas donde las palabras se ensamblan con las producciones visuales, generando resignificaciones irónicas: “Cocotologías”, El Malograu”, “Coca-Cola (Trepanaciones)”, “Es-tan-pillo”, “Plásticos buscan MECENAS”, etc.

Integrante y fundador de colectivos referenciales para la historia del arte peruano: Paréntesis, Huayco EPS y encargado de la organización del Festival Contacta 79, continuó su labor colectiva en Buenos Aires trabajando bajo la gráfica acción en espacios públicos de dicha ciudad.

Fue agente activo en el Grupo de Artistas Socialistas – Taller de Arte Revolucionario (GAS-TAR) y Colectivo de Arte Participativo Tarifa Común (C.A.Pa.Ta.Co), grupos que actuaron en el marco de la lucha por los derechos humanos. Además, organizó los “Museos Bailables” y talleres de arte en las cárceles argentinas.

Su trabajo se conecta con procesos que han marcado el devenir de la historia contemporánea, uno de ellos es el movimiento estudiantil Mayo francés” (1968) y las posturas y lineamientos críticos que surgieron en dicho contexto. Por otro lado, se suma la aparición de diversos lenguajes ligados a la reproducción masiva, caracterizado por la acción política gráfica en el espacio público que se plasmará en acciones de “El siluetazo” (setiembre de 1983, Plaza de Mayo, Buenos Aires).

La muestra “Artista en residencia. 1977-2002” que presenta en la galería Germán Krüger Espantoso, curada por Max Hernández Calvo, resulta un gran viaje a lo largo de estos últimos 25 años de plástica en nuestro país, cuyos tránsitos nos remiten a diversos momentos de la historia nacional vistos desde las propuestas visuales de Coco Bedoya, cargadas de ironía y sarcasmo. Sus trabajos cuestionadores articulan el lenguaje, la imagen y las convenciones mismas, contextualizadas en su tiempo, las situaciones sociales, políticas y culturales de cada momento al que la obra hace referencia. 

No deja de lado, el medio artístico, para lo cual la casita de perro es una reflexión sobre las condiciones del arte actual, los artistas y las relaciones y juegos de poder en el sistema y el mercado.  

De estos y muchos otros temas, trata nuestra conversación. 

¡Saludos museales! 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp